Consejos de prevención de robos para proteger a su empresa

Evitar que su tienda, restaurante o banco sean robados requiere un delicado pero diligente equilibrio entre tener los procedimientos correctos en su lugar y asegurar que sus empleados permanezcan atentos en todo momento. Dado que no todos los robos son tan simples como robar en tiendas, donde un ladrón esconde mercancías en su persona y se escapa por la puerta sin pagar, hay un cierto nivel de peligro e intimidación involucrado cuando se trata de un robo en toda regla. Además, hay robos violentos, en los que se exige dinero en efectivo de la caja registradora o hasta a punta de pistola, lo que puede ser bastante traumatizante para sus empleados. Debido a esto, usted quiere ser proactivo e implementar los protocolos de precaución que en todas las maneras posibles ayudan a los e impidan que ocurra un robo.

Cuidar de los fundamentos

Hay algunos procedimientos básicos que se pueden hacer para detener un posible robo en su camino. Por ejemplo, tener cámaras completamente funcionales en su tienda es un elemento disuasorio. Mientras que algunos ladrones simplemente no se preocupan por terminar con sus rostros salpicados a través de las noticias de la noche, las cámaras por lo general deternados más ladrones inexpertos o de bajo perfil. La falta de vigilancia de la cámara en su negocio prácticamente invita a los ladrones a entrar.

Otra buena medida preventiva es tener sus luces, tanto interiores como exteriores, en temporizadores; esto tiende a mantener a raya a los ladrones nocturnos. La mayoría de los ladrones harán todo lo posible para evitar ser detectados, por lo que pequeños disuasivos como luces y vigilancia de cámaras harán que pasen de su negocio para buscar un objetivo más fácil.

Mantener los procedimientos de manejo de efectivo bajo envolturas

Cuando se trata de manejo de efectivo, es crucial no sólo tener procedimientos establecidos en su lugar, sino también mantener estas transacciones en secreto. Por ejemplo, limitar un registro a unos pocos cientos de dólares y luego hacer que los empleados hagan una «gota de dinero» bajo la atenta mirada de un supervisor una vez que superen esa cantidad restringe severamente la cantidad con la que un aspirante a ladrón se irá. También puede ir un paso más allá y hacer que esa caída de dinero se lleve a cabo lejos de miradas indiscretas (en un lugar designado en la parte posterior que tiene vigilancia de cámara adicional), que es aún mejor. Sean cuales sean sus procedimientos, asegúrese de que solo se conozcan entre sus empleados.

Capacite activamente a sus empleados

La práctica construye prudencia. Cuanto más sepan sus empleados acerca de cómo mantenerse a salvo, cuáles son sus protocolos de emergencia y qué señales de peligro debe tener en cuenta, mejor será su negocio. Es importante tener capacitación en prevención de pérdidas con todos sus empleados, no solo con sus especialistas en LP (prevención de pérdidas). Todos los empleados necesitan conocer y entender completamente esta información importante. Hacerlo parte de su sistema de capacitación para sus nuevos empleados y luego hacer cursos de actualización cada par de meses para todos los empleados garantiza que su equipo se mantenga fresco, actualizado y vigilante.

Contratar con precaución

Desafortunadamente, no es inaudito que un posible nuevo empleado acepte un trabajo en un banco o tienda con la intención de «encasan el lugar» y trabajar con extraños para cometer un robo. Tampoco es tan inusual para un empleado descontento, molesto por no recibir una promoción o sentirse irrespetado, encontrar maneras de robar dinero de la caja registradora. Conocer tanto como sea posible acerca de sus empleados y hacer todo lo posible para implementar un proceso de detección y investigación eficaz ayudará a prevenir estas situaciones. Además, es útil capacitar adecuadamente a los empleados para que los monitoricen y se mantengan honestos, y que les avise de cualquier actividad inusual en la que sus compañeros de trabajo puedan verse atrapados.

Conozca su vecindario

La ubicación es siempre clave para la prevención de robos y la seguridad. ¿Dónde se encuentra su negocio? ¿Cuál es la tasa de criminalidad para tu vecindario? ¿Necesita implementar medidas preventivas adicionales para garantizar la seguridad de sus empleados? Conocer esta información le ayuda a poner todo en una perspectiva de «panorama general». Es posible que necesite instalar pantallas metálicas desplegables en sus ventanas y puertas o reforzar su sistema de seguridad si su negocio está en un lugar de alta delincuencia. Las áreas con tasas de criminalidad más bajas generalmente pueden permitirse un sistema un poco más relajado, pero es importante nunca sentirse demasiado cómodo, ya que nunca se sabe lo que podría suceder. Tener conocimientos actualizados sobre la ubicación y actuar sobre él es una parte importante de la ecuación para mantenerse seguro y prevenir pérdidas significativas.

Mantenerse proactivo

La vigilancia es la porción más importante del pastel de prevención de robos. Reevaluación constante de sus procedimientos, la puesta en marcha de un equipo de prevención de crisis y la formación continua de los empleados desempeñan un papel vital para mantener a su negocio y a sus empleados seguros. Cuando esté construyendo sus procedimientos y protocolos de seguridad, asegúrese de incluir medidas preventivas y preventivas, así como procedimientos que describan lo que sucede si termina en medio de un robo activo. ¿Qué sucederá después? Cuanto más completo sea tu plan, más suaves serán las secuelas de un robo.

La prevención de robos requiere un enfoque sistemático y preventivo que evoluciona constantemente y se adapta a la situación actual, la ubicación y la clientela de su negocio.

Related posts

Leave your comment Required fields are marked *

Join Our Newsletter